hidratación-exfoliacion-nutrición-naturales

Limpieza, exfoliación y nutrición naturales de la piel

2016/06/09

La semana pasada abordábamos 3 ayunos detox para depurar nuestro organismo de cara a empezar a adoptar buenos hábitos alimenticios y de vida. Esta semana os queremos proponer 3 pasos para una limpieza, exfoliación e hidratación profundas tanto para la piel del rostro como para la del cuerpo.

Una piel limpia y bien hidratada no sólo se ve más sana y saludable sino que asimila mejor cualquier tratamiento que le apliquemos a diario, potenciando los efectos de los principios activos presentes en los productos.

1.     Agua y Jabón, dos aliados de limpieza diaria

Parece una obviedad decir que el agua y el jabón son nuestros mejores aliados a la hora de limpiar en profundidad nuestra cara y nuestro cuerpo, pero en el mundo de prisas en el que vivimos a veces pensamos que optar por soluciones “todo en uno” nos hará ahorrar algunos minutos. Sin embargo debemos tener cuidado con ese tipo de soluciones que en su mayoría no son naturales y pueden provocarnos reacciones alérgicas o dermatitis. Puede ser el caso de las toallitas desmaquillantes por ejemplo.

Por todo ello, la elección del jabón que vamos a utilizar es fundamental. Es conveniente optar por jabones naturales, sin perfumes añadidos y que tengan una base nutritiva para que no reseque nuestra piel. En Igonenatural empleamos para todos nuestros jabones una base de aceite de oliva, aceite de coco y manteca de karité lo que aporta una textura rica, protectora y altamente hidratante. Gracias a ello, nuestros jabones pueden utilizarse a diario tanto en el rostro como en el cuerpo  sin miedo a resecar nuestra piel.

Jabones 100% naturales para todo tipo de pieles

Jabones 100% naturales para todo tipo de pieles

Así que como paso 1: lavar nuestra cara con agua tibia y un jabón natural tanto al levantarnos como al acostarnos.  A continuación aclarar con agua fría y secar suavemente con una toalla sin “arrastrar” sino aplicando ligeras presiones, para no dañar nuestra piel.

Y para el cuerpo, en la ducha, un jabón con aguacate y karité o romero puede ser una buena elección de higiene diaria. Podemos usar la pastilla de jabón directamente o aplicar jabón en una esponja natural.

Limpieza de choque tras ayuno o tratamiento:

utilizar jabones exfoliantes de algas o de arcilla verde una o dos veces a la semana.

Limpieza diaria para pieles secas:

utilizar jabones nutritivos con ingredientes como el argán, el aguacate o la rosa mosqueta enriquecidos con aceites esenciales.

Limpieza diaria para pieles grasas y mixtas:

buscar jabones con ingredientes depurativos como el barro del mar muerto, carbón activo o romero.

jabón natural de árbol del té

Limpieza diaria para pieles sensibles o atópicas:

se deben elegir jabones calmantes con caléndula y manzanilla.

Limpieza diaria para pieles con impurezas o acné:

jabones con barro del Mar Muerto, Árbol del té o arcilla verde.

2. Exfoliación de la piel: limpieza profunda

Una o dos veces por semana es recomendable realizar una exfoliación de la piel tanto del rostro como del cuerpo empleando scrubs, productos con pequeñas partículas que exfolian las capas superficiales de la piel y desincrustan la suciedad de los poros eliminando a su vez las células muertas.

En el caso de las pieles grasas podemos realizar una exfoliación a la semana. Si nuestra piel es sensible podemos exfoliarla cada 15 días o 1 vez al mes para pieles muy sensibles.

También es importante tras un ayuno depurativo, desintoxicar la piel desde el exterior con una correcta exfoliación que no dañe nuestra piel, ya que hemos estado eliminando toxinas a lo largo del proceso a través no sólo de nuestra orina sino de nuestros poros.

Exfoliantes naturales para todo tipo de pieles

Exfoliantes naturales para todo tipo de pieles

Tras el proceso de exfoliación nuestra piel se verá más luminosa y bonita.

Exfoliante para pieles sensibles:

Necesitamos media taza de harina de maíz, un cuarto de leche entera, dos cucharadas de bicarbonato de sodio, una cucharada de aceite de oliva y cinco gotas de aceite esencial de árbol de té. Mezclamos todo en un recipiente y aplicamos masajeando la cara o cuerpo, luego tan solo retiramos con agua tibia.

Exfoliante para pieles grasas:

Para usar la arcilla verde como exfoliante, vamos a diluirla en un poco de aceite vegetal de caléndula o si no disponemos de ellos, aceite de oliva virgen. Conformamos una pasta espesa y aplicamos sobre la zona del cuerpo que queremos exfoliar realizando pequeños círculos. Lavamos la zona y enjuagamos con normalidad.

Exfoliante pieles mixtas:

la avena y el azúcar van a ayudarnos a exfoliar nuestra piel. Mezclamos un puñado de avena, tres cucharadas de Azúcar y el zumo de medio limón (si lo notamos muy ácido sustituímos el limón por agua). Exfoliamos con un guante natural o en su defecto podemos realizar masajes circulares con la mezcla con un cepillo de dientes viejo.

3. Nutrición profunda para una piel sana

La nutrición es el último de los 3 pasos de choque para una piel cómoda y sana. Cada piel necesita un grado de protección específico por lo que os proponemos mascarillas caseras para cada tipo de piel.

Mascarilla pieles grasas o mixtas:

revitalizaremos la piel sin obstruir los poros con esta mascarilla de papaya. Mezclaremos unas rebanadas de papaya, un chorrito de zumo de pomelo, yogur natural sin azúcar. Esta mascarilla podemos usarla también para el pelo si es graso.

La papaya, remineralizante para la piel

La papaya es rica en vitamina C, E, betacarotenos y enzimas.

Mascarilla pieles secas:

para pieles secas el aguacate es un gran aliado. Prepararemos la mascarilla machacando un aguacate entero. A continuación añadimos un poco de leche de avena y removemos hasta obtener una pasta homogénea. Aplicamos, dejamos actuar 20 minutos y retiramos con agua templada.

Mascarilla pieles sensibles:

una combinación fantásticas para las pieles sensibles son la manzanilla y la harina de avena. Para beneficiarnos de sus propiedades mezclamos manzanilla fría, 1 cucharadita de miel de tilo, 2 cucharadas de harina de avena. Si somos alérgicos a la miel podemos reemplazarla por lanolina. Mezclamos los ingredientes y extendemos en el rostro. Tras enjuagar nuestra piel podemos aplicar un poco de manzanilla con un algodón en pequeños toques.

Nutrición, reparación y cuidado intensivo para todo tipos de pieles

Dos productos estrella para completar el tratamiento de choque nutritivo para todo tipo de pieles: la Manteca botánica de karité y el Concentrado botánico en serum.

La manteca botánica de Karité:

una manteca altamente nutritiva apta para las pieles más sensibles (bebés incluidos) con un 80% de karité, manzanilla y caléndula. Sus ingredientes poseen propiedades reparadoras, descongestionantes y protectoras. Se puede usar durante una semana como tratamiento de choque en sustitución de la crema corporal, así como en zonas localizadas y más dañadas como los codos, las rodillas, los talones e incluso para el rostro. Aporta un toque aromático fresco y muy agradable para toda la familia.

Manteca reparadora para todo tipo de pieles

Manteca reparadora para todo tipo de pieles

Concentrado botánico:

Un sérum que contiene 7 aceites vírgenes, 5 extractos naturales y enriquecido con aceite esencial de geranio ideal para tratamiento de base para todo tipo de pieles, con gran poder antioxidante y reparador gracias a su rica composición.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,